Manny Pacquiao tras victoria sobre Thurman: “Ore continuamente”

Tema en 'Noticias Cristianas' comenzado por Noticias Cristianas, 27 de Julio de 2019.

Comparte esta página

  1. Noticias Cristianas

    Noticias Cristianas Active Member




    EE.UU.- Manny Pacquiao ha invitado al reportero del L.A. Times, Dylan Hernández, a dar una oración durante una entrevista en su casa.

    Al principio, el reportero del L.A. Times Dylan Hernández se sorprendió por el tamaño del desayuno organizado por el boxead.or filipino y senador Manny Pacquiao . Pero entonces también fue confundido por la audacia de su fe.

    Hernández entró a la casa relativamente modesta de Pacquiao en el centro de Los Ángeles y se sorprendió al ver a 100 personas desayunando juntas, con el boxeador sentado a la cabeza de una mesa para 10 personas.

    Hernández se unió a la mesa del boxeador y comenzó a instigarlo con preguntas sobre su fe y su carrera en el boxeo.

    Cuando Pacquiao terminó su comida, juntó las manos e inclinó la cabeza en oración. Oró no solo antes de la comida sino también después de ella e invitó al reportero de Los Ángeles Times a asistir a la oración, pero sintió cierta incomodidad por parte del periodista.

    “¿Estás bien?”, preguntó el boxeador.

    “Sí, me encantan los bebés”, respondió Hernández, pensando que la pregunta estaba motivada por el hecho de que un hombre estaba sosteniendo a un bebé a su lado.

    Pero Pacquiao negó con la cabeza e insistió en mantener la pregunta enfocada. “¿Cuál es su creencia?”, preguntó Pacquiao al reportero.

    “Oh … Realmente, ninguna”, dijo el reportero. “Mi madre es japonesa”.

    “¿En serio?”, preguntó Pacquiao.

    “No creemos en nada”, dijo el periodista.

    “De verdad?”

    “Si”

    Pacquiao extendió la mano y la puso en el antebrazo del reportero.

    “Hay un Dios. Créeme”, exhortó el boxeador.

    Identidad en Cristo

    La fe de Pacquiao en Dios ha sido una gran parte de su identidad en los últimos años, “la explicación de por qué el ex campeón de boxeo se aventura en la política y la razón por la que la gente no debería preocuparse por su pelea. Hasta después de los 40”, dijo Hernández.

    La próxima pelea está programada para el 20 de julio contra el invicto Keith Thurman, de 30 años “con un puñetazo derecho que parece una bola de demolición”.

    El entrenador de Pacquiao, Freddie Roach, quien regresó a trabajar con el boxeador el año pasado luego de una separación de 16 meses, dijo que la elección de Thurman lo hizo sentir incómodo.

    “No lucharía contra Errol Spence”, le dijo Roach a The Times. “No pelería contra [Terence] Crawford. Creo que estas son peligrosas peleas en este punto. Y Thurman. Todos son buenos en una buena noche para Manny, pero no se puede contar con una buena noche cada 40 años”.

    Roach fue positivo sobre las posibilidades de Pacquiao contra Thurman, pero cuestionó con quién podría pelearse a continuación.

    “Después de esto, quiero decir, nos estamos quedando sin nombres”, dijo Roach a The Times.

    Testimonio

    Roach cree que Pacquiao mantuvo su ventaja debido a su fe en Jesucristo. Después de que el boxeador se arrepintió de su vida ingobernable y se entregó a Jesucristo, dejó de ser mujeriego, dejó el juego y el alcohol.

    Pacquiao cuenta que Dios se le apareció cuando estaba en el apogeo de su carrera en 2011, pero en un nivel emocional y espiritual bajo.

    En ese momento, Pacquiao estaba esperando una pelea con Floyd Mayweather Jr., estaba lleno de inquietud y a menudo lloraba hasta quedarse dormido, describiéndose como “vacío por dentro”.

    Entonces Dios visitó a Pacquiao en un poderoso sueño. “Escuché la voz de Dios en mi sueño. Su voz era diez veces más fuerte que el trueno. Me dijo: ‘Hijo mío, hijo mío, ¿por qué te perdiste?’, le dijo a CBN News.

    En el sueño, que se desarrolló en un hermoso bosque, vio a dos ángeles, según una entrevista con The Blaze. “Cuando escuché la voz de Dios, sentí como si hubiera muerto. Estaba en medio del bosque, me arrodillé y oré con mi cara en el suelo y vi una luz muy blanca y escuché la voz. Sentí que me derretía cuando escuché la voz de Dios. Fue el punto de inflexión en mi vida. Dios me habló y me dijo lo que quería que hiciera y tuve que seguirlo”.

    Por un tiempo, Manny trató de ignorar el sueño. Pero un día quiso tomar la Biblia y comenzar a leerla solo.

    “Me olvidé de ese sueño, pero cuando empecé a leer la Biblia, el primer verso que leí decía que Dios habló a un hombre a través de los sueños me di cuenta: ‘Wow, mi sueño era real”, dijo a CBN.

    Como resultado del poder de la Palabra de Dios, la operación del Espíritu Santo en su corazón y el sueño irresistible hizo que Manny entregara su vida a Jesucristo como su Señor y Salvador.

    Le dijo a The Times que lee la Biblia todas las mañanas, cuando se despierta y todas las noches antes de acostarse.


    Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.
     
  2. Cargando...


Comparte esta página

Cargando...