Ordena Tus Prioridades

Tema en 'The Christian Girl's Club' comenzado por Mariana, 12 de Marzo de 2008.

Comparte esta página

  1. Mariana

    Mariana New Member




    Número 1: DIOS “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.” (Mateo 22:37-38) Nuestra relación personal con Cristo y nuestro amor por El, se reflejará en nuestra relación con los que nos rodean y en nuestras actuaciones en todas las áreas de nuestra vida. Recuerda que aparte es tu relación con Dios de la obra de Dios.

    Número 2: TU ESPOSO “…porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador (Efesios 5:23) Lógicamente si el marido es el que sigue en el orden de autoridad, pues también seguirá en el orden de prioridad. “ La mujer virtuosa es gozo corona de su marido; Mas la mala, como carcoma en sus huesos.”(Proverbios 12:4) En otra traducción dice: la mala esposa lo destruye por completo. Así que eres gozo y corona porque te esfuerzas y buscas ser esa ayuda con gracia y sabiduría, o eres destrucción simplemente porque no te esfuerzas y dejas que las cosas pasen, aburran o destruyan.

    Número 3: TUS HIJOS “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.

    Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud.” (Salmos 127:4) Debemos ser ejemplo para ellos, amarlos, enseñarles y prepararlos en los caminos del Señor para que un día puedan volar del nido y tengamos la satisfacción de haber hecho lo mejor que pudimos con la ayuda del Señor.

    Número 4: TU HOGAR Aunque tú trabajes fuera de casa, procura mantener un ambiente agradable y ordenado en tu casa. Un ambiente deseable para tu familia y aún para quienes los visitan. Planifica y procura ser una buena administradora de tu tiempo y de los recursos con que cuentan. “El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias” (Proverbios 31:11)

    Número 5 TU PERSONA Todas las personas necesitan un tiempo para si mismos. Nosotras como mujeres no debemos descuidar nuestro arreglo personal y tomarnos un tiempo para ir al salón de belleza o para ir al gimnasio, incluso poder ir a comprarte un par de zapatos y escoger con calma. Reunirte con alguna amiga que no mirabas hace mucho tiempo, o simplemente, un tiempo en el que simplemente no hagas nada en particular. Cuando la Palabra dice “amarás a tu prójimo como a ti mismo” nos está enseñando que debemos cuidarnos y amarnos por lo que somos y representamos, somos hijas de Dios y somos templo del Espíritu Santo.

    Número 6 TRABAJO SECULAR Y LA OBRA DEL SEÑOR “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”(Mateo 28:19 y 20) El hecho de que el servicio al Señor sea el último en la lista no significa que no puedas administrarlo de acuerdo a las necesidades y etapas por la que está atravesando tu matrimonio. Si trabajas fuera de casa y administras bien tu tiempo, puede ser que el tiempo dedicado en algunas prioridades se reduzca un poco, pero si te organizas, lo puedes lograr; lo importante es la actitud que tu tengas y la disposición y creatividad para lograrlo. Recuerda que conforme el tiempo pasa, la atención a unas prioridades va cambiando necesitas irlas ajustando constantemente.

    Todo matrimonio es un proceso constante en donde todos necesitamos hacer cambios en algunos hábitos y costumbres y la mejor manera de que un cambio se produzca es identificar la necesidad y actuar. No trates de hacerlo todo al mismo tiempo, no trates de cambiar a los demás, empieza por tu persona y planifica también los cambios. Como lo mencioné, todo esto es un proceso, así que ora y que el Señor te de sabiduría y dirección para poder actuar y que tu matrimonio y tu hogar sean tierra deseable para tu esposo, tus hijos y todo el que les visite.

    Jesucristo está interesado en todas las áreas de tu vida. Si vives de acuerdo a su voluntad pídele que te ayude a utilizar estos consejos en tu matrimonio y verás como tu hogar se verá ricamente bendecido.


    Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Vinieron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.(Mateo 7:24)
     
  2. Cargando...


Comparte esta página

Cargando...