Alice Cooper: “Jesús me salvó de la cocaína y el pecado”

Alice Cooper: “Jesús me salvó de la cocaína y el pecado”

RUANDA, ÁFRICA – Este año se cumple el 25 aniversario del Genocidio de Ruanda. Durante ese tiempo de violencia, al menos 800,000 personas fueron asesinadas en solo 100 días, principalmente tutsis a manos de los hutus radicales.

El 6 de abril de 1994, el presidente hutu de Ruanda, Juvenal Habyarimana, murió en un accidente aéreo. El incidente se acredita por provocar un genocidio. Radicales Hutus acusaron a los Tutsis de derribar el avión. Todavía no se sabe quién fue el responsable, pero la violencia que provocó el incidente nunca se olvidará.

Durante el genocidio, Alice Mukaruinda pasó sus días escondida entre los cuerpos muertos.

“Nos escondíamos bajo los cadáveres cuando los oíamos venir a disparar o cavábamos un lugar para escondernos. Tenía un bebé pequeño…”, recordó ella.

El 29 de abril de 1994, Alice fue descubierta por los autores del genocidio. “La milicia interahamwe tenía horarios operativos. Hubo un silbato a las 10 am y luego al comienzo de las 3 pm. Así que conocíamos esas horas y nos íbamos a esconder. Y ese día hicimos lo mismo”, dijo Alice.

“Se llevaron a mi bebé y lo cortaron en dos pedazos”, dijo Alice. Hoy en día todavía tiene las cicatrices que muestran la paliza y la mutilación que soportó. Los atacantes también golpearon brutalmente a su esposo, pero fue rescatado por los rescatistas.

El largo camino hacia la reconciliación

Después del genocidio, organizaciones humanitarias como World Vision estuvieron en el terreno, con primeros auxilios, alimentos y medicinas. El grupo también jugó un papel importante en los esfuerzos de reconciliación.

“No se puede pensar en un desarrollo a largo plazo si las personas están desconectadas, no unidas”, dijo Ananias Sentozi, Gerente de Operaciones de World Vision Ruanda.

Durante y antes del genocidio, la milicia hutu impulsó la propaganda y alentó a los ciudadanos a participar en el asesinato de tutsis y hutus moderados. Después del genocidio muchos de los responsables inundaron el sistema criminal.

Permitir que los criminales busquen el perdón

El presidente Paul Kagame, actual presidente de Ruanda, se negó a usar el asesinato como castigo y abolió la pena de muerte. En cambio, le ofreció otra solución; Un sistema de juzgados comunitarios llamado Gacaca. Permitió a los criminales confesar y buscar el perdón.

“Comencé a perdonarme a mí mismo cuando me paré frente de la corte”, dijo Emmanuel Nadayisaba.

Confesó sus crímenes y después de la cárcel se convirtió en un voluntario de la comunidad. Mientras trabajaba, se dio cuenta de que en realidad estaba en un equipo con una de sus víctimas, aunque ella no tenía idea de quién era él.

“Ambos nos unimos a esa asociación de consolidación de paz y reconciliación en la que participó World Vision”, dijo Alice al recordar haber conocido a Emmanuel.

Después de su ataque, Alice dijo una oración y le pidió a Dios que la llevara con quienes la habían ofendido y la condujera al perdón. “Quería estar cerca de Dios y no solo estar en la superficie”.

Alice se encuentra cara a cara con su atacante

Ella no pensó que su oración sería contestada, y luego de un día, Emmanuel pidió hablar con ella.

“Estaba todo sudado. Estaba muy nervioso. Hacía calor en todas partes. Caí de rodillas, levanté mis manos y le dije que yo era la persona responsable”, dijo Emmanuel.

Cuando Alice escuchó su confesión, se desmayó. “Lo siguiente que recuerdo es que estaba en el hospital. No respondí. Supongo que estaba en shock”.

“Todavía estaba de rodillas cuando se desmayó y se la llevaron”, dijo Emmanuel.

Días después, Alice pidió reunirse con Emmanuel, todo lo que le pidió fue que se disculpara con su familia. Entonces ella se convirtió en una defensora de él en la corte.

“Ella me ayudó a abrir el caso. Y suplicar misericordia y no volver a la cárcel”, dijo Emmanuel.

Alice dijo que el Señor le dio la fuerza para perdonar a Emmanuel, “es solo Dios. No puedo explicarlo. Es solo Dios nada más. Nadie más”.

Como símbolo de unidad, Alice y Emmanuel plantaron árboles frutales juntos frente a cada uno de sus hogares. Su esperanza es que sus nietos y otros coman del fruto de su reconciliación.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Send this to a friend

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close