Cambios para un urgente despertar

Cambios para un urgente despertar

LA NECESIDAD DE EVANGELIZADORES HABITUALES

La realidad es que hasta que la Iglesia Evangélica de España no despierte con la fuerza y urgencia (tengo que decir que empezamos a ver señales muy alentadoras) que se requiere, para abordar las necesidades de alcanzar a los miles de ciudades existentes en el país y que siguen sin tener una congregación de ciudadanos nacidos de nuevo, no podremos decir que nuestro despertar es satisfactorio.

También es necesario que despertemos a una mayor participación de creyentes como evangelizadores habituales y posiblemente como plantadores después de adquirir experiencia, en cada congregación, los cuales no nacerán por generación espontánea, sino que serán el fruto de los muchos ruegos a Dios, del buen ejemplo y motivación y de estar más despiertos, como pastores, en las congregaciones, para percibir a los que Dios está inquietando y a los que ya lo están; a los cuales se les debe dar la oportunidad a su llamado.

ANTES HEMOS SIDO RECEPTORES, AHORA SEREMOS ENVIADORES

El carácter, general, de las iglesias evangélicas en España, es de sobra conocido e inclinado a ser receptoras y dependientes del esfuerzo extranjero en: finanzas, personal, literatura, iniciativas, proyectos, música, modelos de trabajo. Pero en este sentido, es evidente que hace falta una mayor madurez, independencia, autonomía, carácter autóctono en el perfil que se necesita para alcanzar el corazón de los españoles.

MAYOR RESPONSABILIDAD EN LAS FINANZAS NECESARIAS

Los Consejos de Iglesia y líderes en general, también al frente de iglesias, se han de dar cuenta de que no basta con que tengamos iniciativas productivas para formar plantadores y sus ayudantes. Deben entender y tomar decisiones cruciales que tengan en cuenta la necesidad de apoyar financieramente a los nuevos plantadores, por lo menos en algún porcentaje de sus necesidades y fondos para hacer la labor de plantación; de lo contrario los recursos de las iglesias seguirán teniendo como prioritarias otras maneras entre ellas, seguir pagando alquileres de locales, que más de la mitad de la semana están cerrados o en caso de que estén abiertos, no hay suficientes actividades enfocadas en algún tipo o variante de misión.

HAY NECESIDAD DE PLANTEAMIENTOS NUEVOS

Necesidad de planteamientos nuevos, de incorporar a obreros del Señor más jóvenes, los cuales den su fuerza, su dinamismo, su creatividad y también su visión para esta generación. Nuevos modelos emergentes, formas de hacer y ser iglesia con menos carga e imagen institucional. Los seminarios y los ministerios dedicados a las labores de evangelización y aquellos que están formando plantadores; son los indicados para convocar encuentros periódicos (por provincias si es posible), en los que reunir al mayor número de líderes, para tratar de reflexionar, dialogar impartiendo renovadas visiones de cómo hacer misión doméstica en nuestros contextos aquí y ahora.

Si dedicamos, los líderes actuales, más tiempo a escuchar al liderazgo emergente y a los creyentes que están activados para servir a Dios, encontraremos los nuevos enfoques necesarios para alcanzar a esta generación actual. Porque los muchos años en el ministerio no significa estar entendiendo las nuevas tendencias de nuestra sociedad. Porque un liderazgo que ha cumplido los 60 años, está a un 25% de entendimiento de las tendencias y los códigos de comunicación, de la sociedad que tiene entre 15 y 35 años.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Send this to a friend

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close