La madrugada del sábado al domingo a las 2.00 serán las 3.00

La madrugada del sábado al domingo a las 2.00 serán las 3.00

Este domingo comienza oficialmente el horario de verano, que supone adelantar una hora los relojes para aprovechar mejor la luz solar por las tardes.

Así, en la madrugada del domingo 26 abril, a las dos de la madrugada habrá que colocar los relojes a las tres, de forma que perderemos una hora de sueño. Este cambio horario es parte de la directiva europea, que afecta a todos los Estados miembro de la Unión.

No existe la posibilidad de excepción que permita a un Estado miembro no aplicar el régimen de la hora de verano.

Según un estudio realizado por la Comisión Europea, esta medida tiene impactos positivos no solo sobre el ahorro energético, sino también sobre otros sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio.

En España, según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), este cambio horario permite un ahorro de unos 300 millones de euros, alrededor del 5% del consumo eléctrico. De esa cantidad, 90 millones corresponderían al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de seis euros por hogar, mientras que los 210 millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios del sector servicios y en la industria.

HISTORIA DEL CAMBIO

El cambio de hora comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del Sol y consumir así menos electricidad en iluminación.

Posteriormente, en 1981, se comenzó a aplicar como una directiva europea, que ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años. Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio se aplica con carácter indefinido.

Dicha directiva establece con carácter permanente las fechas de inicio del periodo de la ‘Hora de Verano’ (en el que, como ahora, se adelanta el reloj una hora) y su finalización (cuando se retrasa el reloj una hora), produciéndose el último domingo del mes de marzo y el último domingo del mes de octubre, respectivamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close