Más de dos mil millones de personas siguen esperando su agua

Más de dos mil millones de personas siguen esperando su agua

Otro 22 de marzo y otro Día Mundial del Agua, que llega en medio de actos especiales y de reivindicaciones, pero sin soluciones prácticas para las más de dos mil millones de personas que siguen sin tener acceso a servicios de agua potable, según Naciones Unidas. Una cifra que se eleva hasta los cuatro mil millones y medio de habitantes del planeta si se habla de carencias en los servicios de saneamiento gestionados de forma segura.

Los niños constituyen una parte importante de esos sectores de población que no tienen acceso a agua potable. Según la Organización Mundial de la Salud, 340.000 menores de cinco años mueren cada año por enfermedades diarreicas, relacionadas con el consumo de agua en mal estado. Un escenario global que se traduce en que cuatro de cada diez personas sufren escasez de agua.

Es necesaria una nueva concienciación global sobre el uso del agua. / Imani, Unsplash CC

Ante esta situación, cerrar un grifo antes de tiempo y no dejar que, literalmente, corra el agua, se convierte en una urgencia más que una necesidad. Pero, sobre todo, es necesaria una reforma en un sentido más amplio, que afecte especialmente al sector agropecuario, que actualmente acapara el 70% de la extracción hídrica del planeta. Parte de ese cambio pasa por una reducción del consumo, en general. En palabras de la activista y ecologista, directora de Defensa Global e Influencia de la organización cristiana Tearfund, Ruth Valerio, que estuvo presente en el último Fórum de Apologética, “no somos conscientes del impacto que tiene el consumismo sobre nosotros, y los retos que nos plantea como cristianos”. “Como Iglesia, tenemos el llamado de plantarnos y vivir de otra manera. Nos gusta pensar que somos una contracultura, pero a la hora de relacionarnos con nuestra sociedad de consumo creo que somos como todo el mundo”, añade.

La industria agropecuaria acapara el 70% de la extracción de agua en el planeta. / Markus Spiske, Unsplash CC

El repartimiento equitativo de los recursos hídricos y las garantías de acceso a agua potable para toda la población mundial forman parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU ha fijado para 2030. “Para el año 2050 se espera que al menos un 25% de la población mundial viva en un país afectado por la escasez crónica y reiterada de agua dulce”, alerta la institución, que fija como prioridad “lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos”, además de “mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación” o “ampliar la cooperación internacional”.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Send this to a friend

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close